Cómo Curar la Eyaculación Precoz – Tratamiento, Evitar, y Controlar

Más de una cuarta parte de la población mundial masculina, sexualmente activa, padece o ha padecido alguna vez de la denominada eyaculación precoz. Mientras que cerca del 70 % de estos hombres no saben cómo tratar con este problema. Es uno de los fantasmas más temidos por el hombre en la cama y no siempre mejora con el paso de los años. Pero en esta entrada te revelaremos cómo puedes evitar o curar la eyaculación precoz. ¡Acompáñanos!

¿Qué es la eyaculación precoz?

Aunque a primera vista la pregunta pueda parecernos un poco trivial, lo cierto es que para muchos sigue siendo un enigma el porqué de no poder mantener una duración “normal” en el coito y cómo evitar ese problema. Pues bien, para comprender el origen de este mal es necesario aclarar que, salvo en unos pocos casos, es causado por la falta de control sobre el cuerpo.

relación atribulada

De manera tal que el hombre eyacula en los primeros segundos luego de comenzar el acto sexual o ―incluso― antes de la penetración. Desde luego, esto entorpece por completo el acto, ya que la mujer se queda totalmente insatisfecha. Lo cual hace que el hombre esté todo el tiempo preocupado sobre cómo será la próxima vez.

Causas comunes

La ciencia reconoce la existencia de trastornos genéticos que pueden incidir sobre la ocurrencia de la eyaculación precoz. Así mismo, patologías de origen cardiovascular u hormonal pueden ser detonantes de esta situación y, aunque no debemos descartarlas, lo más frecuente es que las causas sean de origen psicológicas.

A su vez, las causas psicológicas de la eyaculación precoz son múltiples y al mismo tiempo difíciles de identificar. Más cuando se produce un efecto de doble implicación, esto es: la eyaculación precoz puede ser causada por trastornos psicológicos pero la propia eyaculación precoz causa trastornos psicológicos. La ansiedad y la falta de confianza en uno mismo pueden ser piezas claves si se buscan causantes potenciales.

¿Solución? Tratamiento para la eyaculación precoz

¡Afortunadamente hay buenas noticias para ustedes! Así es amigos, por muy difícil que les parezca, la eyaculación precoz se puede combatir y ―en la mayoría de los casos― eliminar, el “cómo” es lo que averiguarás más adelante. Toda la magia radica en prevenir y controlar. Dos cosas que te enseñaremos en esta entrada para que aprendas cómo evitar lo que puede convertirse en tu peor enemigo sexual.

Existen miles de supuestos remedios para la solución de la eyaculación precoz. Podemos encontrar una amplia gama de consejos, artículos o videos tutoriales en internet sobre cómo curar el problema en cuestión y ―aunque no debemos negar los beneficios― estos métodos solo pueden complementar al método más eficaz.

Nosotros te presentaremos cómo curar naturalmente la eyaculación precoz. De manera tal que puedas controlar tu mente y tu cuerpo, logrando una armonía que te permitirá disfrutar de los placeres del coito sin las perturbaciones propias de la eyaculación temprana.

Maestro del orgasmo: la respuesta a cómo curar o evitar la eyaculación precoz

La clave para curar este mal no es una receta médica, eso lo sabe bien el Dr. Rafael Cruz. ¿Quién es el Dr. Rafael Cruz? Pues el genio que ha escrito el libro Maestro del orgasmo, la biblia en PDF para todos aquellos que desean tener la respuesta al cómo evitar la eyaculación precoz.

Se trata de una excelente recopilación de técnicas, ejercicios y consejos que el doctor utiliza en sus propias consultas para indicarle a sus pacientes cómo retardar el coito. Algunos pueden coincidir con los expuestos en otros materiales similares, pero la clave está en la manera correcta de aplicarlos, que es lo que describe magistralmente el libro.

Es por ello que, hasta el día de hoy, es muy difícil encontrar un criterio negativo en cuanto a la eficacia de este método o tratamiento para curar o al menos evitar la ocurrencia de esta incómoda situación en la cama. Si llegaste hasta el aquí buscando cómo evitarla estoy convencido de que luego de aplicar este método no necesitarás de ningún otro.